“Nuestra acción fue decisiva en Dichato” [fr]

Antes de dejar el territorio chileno en el cual estaba presente desde el 24 de enero, el Teniente Coronel Rémy Cottin, portavoz del contingente de Seguridad civil que vino a combatir los incendios en Chile con 70 mujeres y hombres, respondió a las preguntas de la Embajada de Francia en Chile.

JPEG

Embajada de Francia: "¿Cuál fue su papel en el terreno de los hechos?"

Teniente Coronel Rémy Cottin : "Servimos esencialmente para aportar medios terrestres, y por lo tanto para reforzar las brigadas de la Conaf en los diversos lugares de incendio. Nuestro contingente trabajó en tres sitios diferentes: Dichato, Chaimavida (región del Bío-Bío) y Las Pataguas (región del Libertador General Bernardo O’Higgins). En estos tres lugares, fuimos integrados a los dispositivos de la Conaf, lo cual significa concretamente que se nos confiaba una parte del sitio en el cual debíamos velar por la extinción de lo que podía ser un foco de reanudación de JPEG incendio. Nuestro trabajo consistió principalmente en impedir que el fuego se reanudara en estos lugares, pues llegamos en el momento en que lo más intenso del incendio había pasado, pero es precisamente en ese momento que es necesario estar mucho más atento y es ahí donde el trabajo es el más importante. En efecto, el riesgo más grande cuando un incendio se calma ─gracias principalmente a que el clima ha mejorado, o simplemente gracias a la noche─ es que al día siguiente, a causa de las elevadas temperaturas, del viento, de la sequía, el fuego puede reanudarse. Y entonces la idea fue de verdad actuar en estas zonas que se sitúan principalmente en el perímetro del fuego para evitar lo que solemos llamar las “reanudaciones del fuego”. Y eso, es un trabajo esencial, ya que cuando el fuego está ahí y que es fuerte, que avanza por sí mismo, es verdaderamente difícil contenerlo, pararlo. Mientras que cuando se calma por sí mismo, es ahí en donde es necesario actuar. Y es ahí donde actuamos.

JPEG

E.F.:¿Cuál fue el lugar y el momento más crítico para ustedes?

R.C.: Nuestra acción fue decisiva en Dichato (31 de enero y 1° de febrero). Vinieron a avisarnos en medio de la noche que el fuego había llegado a las puertas de la ciudad. Por ello decidimos, con las autoridades locales, que nos enviaran directamente muy temprano en la mañana, pronto, para apagar el fuego en los lindes de su extensión, en el perímetro lo más cercano posible a la ciudad. Nuestro trabajo ahí, fue decisivo ya que fuimos desplegados sobre una extensión de un kilómetro de frente a lo largo de la ciudad de Dichato.

¿Qué es lo que más los marcó?

En primer lugar la amplitud de fuegos que caracterizó a Chile y una parte sobre los cuales trabajamos. Entonces, desde un punto de vista profesional, era una experiencia verdaderamente única. Y la segunda cosa que nos marcó, es la solidaridad de la población. Una solidaridad que se reflejaba tanto en el trabajo efectuado por la población, directamente para nuestro beneficio o a beneficio de los chilenos especializados, pero también la solidaridad de la población para con nosotros, simplemente, trayéndonos agua, comida incluso hasta a nuestros campamentos. Y eso, fue algo que de verdad nos marcó, sobre todo que la solidaridad se manifestaba también entre los chilenos que habían perdido todo y aquellos que tenían aún la posibilidad de dar.

JPEG

E.B.: ¿A qué se refiere usted cuando habla del “trabajo efectuado por la población”?

R.C.: Espontáneamente, la gente venía a ayudar, más o menos organizados, y además era un reto para la Conaf tener la capacidad de integrarlos. Había una organización precisamente que se ocupaba de estos voluntarios para emplearlos lo mejor posible en las parcelas de terreno que correspondían a lo que podían aportar. Esta gente venía con palas, rastrillos, con lo que se podían crear cortafuegos, con lo que se podían separar los combustibles. Y también, lo que le decía a usted, había este impulso de solidaridad de la población que venía simplemente a decirnos que estaban contentos de vernos materializándolo con un poco de agua, un poco de comida… De repente, ¡nos encontrábamos probando muchas especialidades chilenas tras las zonas de trabajo!

JPEG
Créditos fotos: Francisco Arias/Sipa Press y Sécurité Civile.

publie le 16/02/2017

Subir